La pasión

La pasión por el fútbol y el trabajo ha marcado la historia de Grupo Futeca. Gracias al ímpetu de sus fundadores, la corporación se ha convertido en referente del deporte guatemalteco, tarea que se ha logrado con esfuerzo a lo largo de los años. Ha sido además, un semillero de deportistas con grades logros nacionales e internacionales, lo que se traduce en momentos significativos para quienes han pasado por sus filas.

El 11 de diciembre de 1,988 se realizó la patada oficial de un partido que inició como un sueño, y que después de mucho trabajo y constancia, se convertiría en realidad. Así nació Grupo Futeca. Todo empezó con las canchas y la escuela de fútbol en lo que hoy conocemos como Futeca zona 14, dos iniciativas que originalmente estaban a cargo de Martín Banús, quien luego las cedería a Javier Arzú, actual presidente; Rafael Tinoco, hoy director y fundador; y Roberto Arzú, quienes en su momento no rebasaban la mayoría de edad.

Durante los primeros años trabajaron de manera ardua y, con el paso del tiempo y conforme el proyecto se desarrollaba, el equipo también creció. Buena parte del éxito cosechado ha sido a raíz de la oportuna conjugación de los deseos por practicar el fútbol y contar con las instalaciones y las condiciones adecuadas para ello. De esa forma, Futeca se convirtió en un lugar sano y seguro, donde los jóvenes, e incluso las familias, se reunían para practicar algún deporte o acompañar y apoyar a los jugadores.

Aplicar y cumplir con las reglas le dio ese carácter de seriedad con la cual no contaban otros sitios similares, tales como la disciplina aplicada a horarios de asistencias, entrenamientos y torneos. Los árbitros, desde el inicio de operaciones, tenían la instrucción de ingresar puntuales al terreno de juego y marcar default si algún equipo no estaba completo, de igual forma no permitir la incorporación de un jugador a la cancha si no estaba uniformado. Normas que a la fecha siguen vigentes. Algo que visitó de formalidad a la clásica manera de jugar fútbol.

siempre estará

El frío de diciembre y la cercanía de la temporada navideña, también marcó la realización del primer torneo de fútbol organizado en Futeca. Con un nombre muy representativo de la época, el “Campeonato del Pavo”, se jugó durante un día con veinte equipos, en su mayoría conformados por amigos. Stella Arzú se unió al festejo y obsequió los premios para reconocer a los equipos ganadores.

En sus inicios las canchas siempre estaban llenas los sábados por la mañana. Los torneos se realizaban entre equipos masculinos, cuyas edades oscilaban entre los dieciocho y veinticinco años. Los socios tenían a su cargo la logística y organización, que incluía la convocatoria de equipos y árbitros y la planificación de los calendarios de los partidos y tablas de posiciones.

La fiebre por jugar fútbol en un lugar seguro y más formal, hizo que los horarios fueran insuficientes, así que a finales de 1,989, los accionistas decidieron tocar las puertas de Enrique Arzú, abuelo de Javier, para que los apoyara con la iluminación de una cancha, a lo que Enrique accedió y así empezaron a jugarse los campeonatos nocturnos de fútbol con gran demanda.

En 1,990 volvió la máxima fiesta del fútbol, la Copa Mundial de la FIFA, realizada en Italia. Con la coyuntura de aquel entonces, Futeca se animó a promover y derribar las barreras que presentaba el balompié femenino. Así se organizaron los primeros equipos, los cuales fueron integrados por amigas y familiares de los fundadores. Con el tiempo se formalizó la participación en las academias y con ello, también se forjó un espacio para la práctica del fútbol femenino dentro del deporte guatemalteco.

Aquí en Futeca!

El éxito llevó a la búsqueda de mayor crecimiento y así atreverse a la incursión de nuevas actividades comerciales. Con la instalación de vallas publicitarias alrededor de la corporación . Un nuevo concepto en centros comerciales llegó con Plaza Futeca zona catorce, que se inauguró en 1,996 y, debido a su éxito, dos años después se amplió y se extendió a otras zonas, lo que dio vida a las reconocidas Plazas Futeca San Cristóbal y Naranjo. Actualmente se cuentan con ocho distintas sedes ubicadas en la ciudad de Guatemala: Futeca Concepción, Futeca Cayalá, Futeca zona catorce, Futeca Naranjo, Futeca Majadas, Futeca Mixco, Futeca San Cristóbal y Futeca Ribera del Río.

“Convertirnos en la institución privada deportiva más grande y reconocida en Centroamérica, es algo que nos llena de orgullo, asimismo nos anima a seguir creciendo, como ha sido desde el inicio.” – Javier Arzú, presidente de Grupo Futeca.